El 37% de los alimentos en el país se desperdician.

El 37% de todos los alimentos preparados y producidos en nuestro país se tiran a la basura, las grandes urbes mexicanas como la Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara son responsables de gran parte del desperdicio de alimentos en un país hay más de 20 millones en inseguridad alimentaria.

La directiva precisó que al menos 1/3 del alimento que se produce en México y que agregó que 491 mil millones de pesos cuestan anualmente la pérdida y desperdicio de alimentos a México.

Resaltó que alrededor de 40 mil millones de metros cúbicos de agua se desperdician debido a los PDA, volumen similar al que utilizaría la población nacional durante casi dos años y medio.

En el marco del 2° Foro Conmemorativo sobre el Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos, donde la Red de Bancos de Alimentos de México (Red BAMX) y GS1 anunciaron una innovadora alianza, para poder alcanzar el propósito de reducir hasta en un 50% el desperdicio y pérdida de alimentos en territorio nacional.

Emisión de gases

La Directora de la Red BAMX afirmó que entre el 8-10 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero (en lo sucesivo GEI) son atribuibles al desperdicio de alimentos. Si las emisiones de gas de efecto invernadero (GEI) generadas por el desperdicio de alimentos fueran un país, serían el tercer país más grande del mundo.

Mariana Jiménez, Directora de la Red BAMX, y Juan Carlos Molina, Director General de GS1 México, destacaron la importancia de abordar esta problemática, cuyo impacto negativo afecta a nivel global el medio ambiente, la economía y la seguridad alimentaria.

Un dato que puede ayudarnos justo a tomar conciencia del tamaño del problema es que, a nivel mundial, alrededor de 1/3 de todos los alimentos producidos para el consumo humano se pierden o desperdician, lo que equivale a alrededor de 1,300 millones de toneladas por año, citaron.

Ambas organizaciones decidieron sumar esfuerzos y concretar una alianza, donde GS1 México participa con temas de trazabilidad y códigos de identificación y la Red BAMX con su experiencia y trabajo realizado desde hace más de 28 años para identificar los puntos críticos de pérdida de alimentos, eficientar el rescate y redistribución entre quienes realmente lo necesitan.

Juan Carlos Molina, Director de GS1 México, adelantó que la próxima generación de códigos de GS1, serán códigos 2D que contendrán datos críticos como la información de consumo preferente o la fecha de caducidad, los principales dos motivos de la pérdida de alimentos. Esto puede respaldar la reducción del desperdicio de alimentos al proporcionar visibilidad en toda la cadena de suministro.

Mariana Jiménez señaló que con la ayuda de aliados como GS1 y más de 4 mil aliados a nivel nacional se ha logrado el rescate y redistribución de más de 150 millones de kilos de alimentos aptos para consumo humano que beneficia a cerca de 2 millones de personas; pese a los grandes esfuerzos hoy no está siendo recuperado ni siquiera el 1% de todo lo que se pierde y desperdicia en nuestro país.

En el primer panel del foro se centró en el Sector Primario, ahí la Gerente Nacional de Alianzas Agrícolas de la Red BAMX, Esther Escarzaga, resaltó que “en el sector primario es donde más se da la pérdida de alimentos y donde se encuentra la mayor oportunidad de rescate de alimentos del campo para distribuir a miles de familias en situación de inseguridad alimentaria, teniendo un alto impacto nutrimental y cuidando el medioambiente al evitar que millones de toneladas de alimentos se queden en el campo.”

Igualmente, se abordó la importancia de la trazabilidad para evitar pérdidas en la producción agrícola, toda vez que cada año más de 4.4 millones de hectáreas de suelo de cultivo se utilizan para cosechar alimentos que no serán consumidos. Esto significa que cantidades enormes de recursos (tierra, agua, energía, insumos y recursos económicos) se utilizan en vano.

Por su parte Genaro Aguilar, profesor del IPN, titular de la Escuela Superior de Economía habló de la Encuesta sobre Residuos Alimenticios y Materia Orgánica (ERAMO) la cual reveló datos de las principales causas de desperdicio en unidades de producción agrícola y establecimientos económicos: en la primera, es atribuida a factores meteorológicos con un 66%, mientras que en el caso de los establecimientos, con un 33%, a disminución de clientes y de ventas.

Durante el foro también se presentó la campaña #EnMéxicoLaComidaNoSeTira, que busca cambiar la percepción sobre los alimentos imperfectos, resaltando su calidad y valor e invitando a consumirlos y con ello evitar el desperdicio de alimento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *