Estados con las tarifas más altas de agua.

Persisten grandes diferencias en el pago del servicio de agua potable en México, por ejemplo los habitantes de San Luis Potosí pagan 741.3 pesos por metro cúbico, en Baja California 597.9 pesos y en la Ciudad de México 627.1 pesos, -cabe destacar que un metro cúbico equivale a mil litros de agua- mientras que las entidades con las tarifas más bajas son Tlaxcala con 3.8 pesos por metro cúbico y Estado de México con 1.7 pesos.

Esto a pesar de que, al igual que con el servicio de energía eléctrica, el agua tiene un subsidio de parte del gobierno de alrededor de 65% a 80%.

De acuerdo con un estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad, el gasto promedio mensual de los hogares mexicanos destinado al servicio de agua potable es de 273.86 pesos, sin embargo el cobro del agua debe balancear consideraciones económicas, sociales y políticas. Mientras que tarifas excesivamente altas impactan directamente en el bienestar de los sectores más vulnerables de la población, tarifas demasiado bajas pueden afectar negativamente la calidad del servicio y de la infraestructura, lo que también perjudica a la población más vulnerable.

Al respecto, la directora del IMCO, Valeria Moy, explicó a Publimetro que hay mucha regulación distinta entre estados y por ello es necesario que se ordene el tema de las tarifas de agua a nivel nacional

“Es urgente regularizar el tema de las tarifas de agua, sobre todo en el sector agropecuario que es quien más ocupa agua, alrededor de 70%, por ello necesitamos cuidar lo que tenemos, debemos gestionar mejor el uso de este importante recurso”, expuso.

De acuerdo con el estudio a pesar de que las tarifas del agua se encuentran subsidiadas, la deficiente calidad del suministro en ciertas regiones del país tiene como consecuencia que los mexicanos terminen pagando más por agua embotellada que por agua potable, con un promedio al año de aproximadamente 3 mil 575 pesos por persona.

En 2020, México lideró el consumo mundial de agua embotellada, alcanzando una cifra de 286 litros por persona. Esto representa cinco veces más que el promedio global; otros gastos adicionales incluyen la instalación y mantenimiento de sistemas de purificación o los servicios de abastecimiento mediante pipas.

Recaudación por consumo de agua potable

Según el documento, los gobiernos estatales recaudan en promedio 603 pesos per cápita por concepto del suministro de agua potable. Esta recaudación también presenta variaciones significativas dependiendo de la entidad, desde mil 763 pesos en Baja California hasta 70 pesos en Oaxaca.

La Ciudad de México lidera la recaudación total con 7 mil 215 millones de pesos al año, mientras que Tabasco es el de menor recaudación con 191 millones de pesos. Durante 2021 (el dato más reciente) se recaudaron 73 mil 144 millones de pesos por el derecho al suministro de agua.

Un nuevo sistema tarifario puede ayudar a enfrentar la problemática de escasez de agua al permitir generar ingresos suficientes para mantener y mejorar la infraestructura hídrica y los servicios de suministro para toda la población.

Este replanteamiento debe tener en cuenta las competencias de los gobiernos locales, al mismo tiempo que se establecen criterios transparentes y uniformes en colaboración con el Gobierno Federal de tal forma que se garantice que el pago de las tarifas se refleje en un servicio ininterrumpido y de calidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *